6 Apr 2015

 

 

Miércoles…
Dos de la mañana…
La casa en un absoluto silencio…
Quieres acostarte y, por alguna extraña razón, tus ojos están abiertos.

“¡Vaya, ya estamos de nuevo…! ¡Otra noche sin poder pegar ojo!”

Te acuestas de todas formas y empiezas a dar vueltas en la cama. Vu...

Please reload

Servicio registrado en