DEPRESIÓN

Incluimos bajo este término:

 

-Depresión mayor

-Trastorno bipolar

-Duelo y primer impacto
 

Especialmente

-Ideación suicida

-Duelo migratorio

¿Qué es?

La depresión se puede describir como el hecho de sentirse triste, melancólico, infeliz, abatido o derrumbado. La depresión clínica o trastorno depresivo mayor es un trastorno del estado anímico en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria durante un período de algunas semanas o más.

Esta interferencia produce un deterioro severo en la vida de la persona y conlleva un gran sufrimiento psicológico, ya que bloquea o hace muy difícil el rendimiento en las tareas de la vida cotidiana, pudiendo producir un grave deterioro en la vida social, laboral o en otras áreas importantes de la actividad normal de la persona.

Respecto al duelo y primer impacto, en ocasiones se desconoce que el duelo es un proceso de adaptación emocional que puede tomar desde meses hasta un año y sigue a cualquier pérdida (pérdida de un empleo, pérdida de un ser querido, pérdida de una relación, etc). 

Llamaríamos duelo adaptativo a todo proceso psicológico consecutivo a una pérdida que termina con la aceptación de la nueva realidad acaecida fruto del fallecimiento de esa persona o de la pérdida de ese recurso material. Esta adaptación a la nueva realidad no tiene un tiempo determinado y de forma natural se progresa hacia esa recolocación de la persona fallecida o recurso perdido en la memoria del superviviente, dejando esta de entorpecer el funcionamiento diario del superviviente.

Por ende, es un duelo complicado todo proceso psicológico consecutivo a una pérdida que suponga un enfrascamiento en el duelo y en el que se dé un anhelo persistente y severo, una dificultad para aceptar la pérdida, sentimiento de vacío o de haber perdido una parte de sí misma, enfado, culpabilidad y dificultad a nivel del funcionamiento cotidiano, independientemente de que se trate del fallecimiento de una persona o de una pérdida de un bien material.

Si bien las emociones como consecuencia de la pérdida son naturales y bienvenidas, sean cuales fueren, a diferencia del proceso de duelo adaptativo en el que la intensidad de las emociones fluctúa con el tiempo (generalmente de más intensas a menos intensas), en el proceso de duelo complicado estas reacciones emocionales serán intensas y duraderas.

De manera similar, las cogniciones que aparecen como consecuencia de la pérdida son naturales e irremediables pero, a diferencia del proceso de duelo adaptativo en el que los recuerdos del fallecido se entrelazan con vivencias actuales a medida que va elaborando su proceso, en el proceso de duelo complicado la persona superviviente está permanentemente rememorando al fallecido.

Estas reacciones recogidas son distintas en cada persona, siendo las presentes las más habituales pero no las únicas que podemos experimentar.

En referencia a los factores de riesgo del duelo complicado en fallecimientos, uno de ellos es la forma en la que la persona ha fallecido (NASH- natural, accidente, suicidio y homicidio), siendo más probable que el duelo sea complicado siguiendo el orden del acrónimo. Otros factores de riesgo son el vínculo (económico, social y afectivo) con la persona y la ausencia de otro tejido social, la manera en que se lleva a cabo la comunicación del fallecimiento o, incluso, que pueda o no ver el cuerpo de la persona fallecida.

Cuando nos encontramos ante una pérdida, echamos mano de nuestros propios mecanismos para sobrellevar el dolor que esta pérdida conlleva.

No obstante, si no sabes cómo, se te acompañará en el proceso de aceptación de tal pérdida y se te guiará para que puedas acompañar a otras personas.