BLOG

  • PSICÓLOGO-GUSTAVO TORRES FERNÁNDEZ

Mobbing: acoso en el ámbito laboral

El acoso laboral, conocido comúnmente con el término ‘mobbing’, es la acción de una o varias personas conducente a producir miedo, terror, desprecio o desánimo en un/a trabajador/a con el propósito de forzar que abandone este puesto de trabajo o la organización en la que se encuentra.

La persona acosada recibe una violencia psicológica continuada e injustificada a través de actos hostiles dentro o fuera del trabajo por parte de sus hostigadores/as, quienes pueden ser sus compañeros/as, subalternos/as o superiores. Dicha violencia psicológica se produce de forma sistemática y recurrente durante un tiempo prolongado, a lo largo de semanas, meses e incluso años, y a la misma en ocasiones pueden añadirse hasta agresiones físicas.

Las consecuencias de ello en la víctima son numerosas. Entre ellas destacamos la desvalorización personal (baja autoestima), insomnio, ansiedad, irritabilidad, hipervigilancia, depresión y la sensación de que es culpable de lo que le pasa.


Además, una situación de acoso intensa y prolongada en el tiempo, junto con las consecuencias psicológicas anteriormente mencionadas, puede desembocar en el suicidio de la víctima como método de escape al intenso acoso recibido.

¿Por qué no está más visibilizado? Se le presta poca atención a este problema pese a las terribles consecuencias que tiene el acoso moral para las víctimas. A veces esto ocurre porque la propia víctima del acoso cree que este es inherente a su puesto de trabajo, justificando así el acoso recibido como formas de poner a prueba su lealtad o de incrementar su productividad cuando nada tiene que ver con ello. Otras veces se da porque, pese a manifestar que se está siendo acosado/a, la violencia psicológica ejercida por “psicópatas organizacionales” es muy difícil de demostrar. Esto deriva en que la víctima termine yéndose de la empresa en lugar de tener a quien hostiga reprobado/a.

Por cierto, si crees haber encontrado algún paralelismo entre el mobbing y el bullying o acoso escolar, no tienes mal ojo. Son varios los estudios que indican que algunas de las personas que realizan dicho acoso laboral probablemente "apuntaban maneras" en el colegio, burlándose y pegando a sus compañeros y compañeras. La diferencia entre uno y otro radica en que cuando son adultos y realizan el mobbing ya han depurado sus estrategias y su violencia psicológica es, aunque más sutil, mucho más efectiva.