Servicio registrado en

“El veredicto del pájaro Dodo”

29 Jul 2014

Existen al menos 500 tipos de psicoterapia de acuerdo con una estimación realizada por la Universidad de Scranton, EE.UU. No obstante, las aproximaciones más comúnmente utilizadas son la terapia conductual, la terapia cognitivo-conductual, la terapia psicodinámica, la terapia interpersonal, y la terapia centrada en la persona.

 

La metáfora del pájaro Dodo se introdujo por Rosenzweig en el campo de la psicología a raíz de la novela de Lewis Carroll, Alicia en el País de las Maravillas. En esta novela nuestro pájaro dice tras la carrera “todos han ganado y todos deben tener su premio”.

 

Rosenzweig concluyó que, como dictaba “el veredicto del pájaro Dodo”, todas las psicoterapias son equivalentes en sus efectos. Es decir, no existe diferencia alguna entre realizar un tipo u otro de tratamiento puesto que lo que realmente determinaba y ayudaba a recuperarse a un cliente son factores como la oportunidad de discutir sus preocupaciones con un terapeuta cualificado y simpático o el grado en que están dispuestos a comprometerse con el tratamiento.

 

Indudablemente, los dos factores listados por Rosenzweig tienen su importancia en el tratamiento. Es imposible completar una terapia si no hay compromiso con el tratamiento. Del mismo modo, también afecta a la continuidad de la terapia que el cliente perciba que se siente comprendido y que está frente a un terapeuta cualificado.

Pero, ¿es esto cierto? ¿Son las únicas variables? ¿Cualquier tratamiento sirve?

 

Veamos qué estudios se han realizado tras esta afirmación.

 

En 2001 la Universidad de Pennsylvania reveló que la terapia conductual y la terapia cognitivo-conductual eran más efectivas que muchos, por no decir todos, los tratamientos que se dedicaban a trastornos de ansiedad, depresión infanto-juvenil y problemas de conducta.

 

En 2010 un meta-análisis realizado por el Instituto de la Vida en Hartford, EE.UU. dio con unos resultados similares a los encontrados en 2001. Su investigación encontró que la terapia conductual y la terapia cognitivo-conductual daban lugar a mejores resultados que la terapia psicodinámica en problemas de ansiedad y depresión.

 

El estudio más reciente (2014) se ha realizado en la Universidad de Copenhague. En este caso se comparó la eficacia de la terapia Cognitivo-Conductual y el Psicoanálisis en 70 pacientes con bulimia nervosa...  ¿Los resultados? Partiendo del “veredicto del pájaro Dodo”, tanto una terapia como la otra deberían haber sido igualmente efectivas ya que se había controlado el resto de variables perturbadoras. 

 

No obstante, fue la Terapia Cognitivo-Conductual la que destacó como más efectiva. Por tanto, podemos afirmar que existe una diferencia más allá de los factores citados por Rosenzweig... ¡y el tipo de terapia es también determinante!

Please reload

Búsqueda por Tags