Harry Potter y el miedo a hablar en público.

7 Sep 2015

 

Falta poco para que en Navidades lluevan peticiones de la capa de invisibilidad de Harry Potter. Quizás no sea estas navidades o si quiera esté disponible para las siguientes navidades... pero el progreso en la ciencia ya permite que pequeños objetos "desaparezcan" bajo una pequeña capa de invisibilidad que se ha creado. ¿Cuánto faltará para que esa capa sea del tamaño de una persona?

 

Para incentivar a las nuevas generaciones a que se decanten por la rama de investigación científica en el campo de la física, los creadores de esta pequeña capa de invisibilidad hacen un tour por los colegios mostrando la maravilla que han creado, cosechando caras de asombro y fascinación allá por donde pasan.

 

La invisibilidad siempre ha sido un superpoder muy codiciado, sobre todo entre aquellas personas que  desearían poder escapar a situaciones que le producen una ansiedad desbordante.  Imaginad una persona que dijera "Tengo que hablar en público pero no quiero que me vean ruborizarme o que vean que me tiemblan las manos..." En ese momento se pondría su capa de invisibilidad y saldría tranquilamente a exponer frente a todos.

 

Ventajas: Indudablemente, si la presentación es adecuada, tendrá su tesis doctoral o exposición aprobada... Supongo.

 

Inconvenientes: El mayor de todos es que esta persona crearía una DEPENDENCIA brutal hacia su capa de invisibilidad. El razonamiento de esta persona sería "Me ha salido bien porque no veían que estaba rojo como un tomate... ni veían que temblaba como un flan".

 

Esto supone que en futuras interacciones se activaría su ansiedad y buscaría el abrigo de su capa de invisibilidad. ¿Y si la capa está rota? Caos; la ansiedad se dispararía a tales niveles que el rendimiento sería muy pobre (o incluso nulo).

 

Algo similar ocurre con los deportistas que tienen unos "calzoncillos de la suerte". Mientras los llevan puestos, tienen plena confianza en sí mismos. No obstante, si coincide un evento deportivo con que tienen esa pieza para lavar, su rendimiento es por debajo del habitual. O eso, o se los ponen pese a estar sucios... que se ve de todo.

 

Pero, volviendo a la invisibilidad, un superpoder conlleva una gran responsabilidad... y si el uso de esta capa va a ser para escapar o evitar un evento tal como exponer en público, relacionarte con otras personas o que te miren cuando se te cae la bandeja con la comida, quizás deberías plantearte buscar a un psicólogo.

 

Ventajas de ir a un psicólogo: 1º, si la presentación es adecuada, tendrás tu tesis doctoral o exposición aprobada; 2º, sale más barato que la capa de invisibilidad; 3º, no tienes que llevártelo a las ponencias o exposiciones que hagas, ahorrando espacio y peso en tu maleta... y 4º, no tienes que ponértelo encima cuando vayas a subir a exponer.... (Admite que sería irrisorio hacer una ponencia llevando a caballito a una persona.)

 

Inconvenientes: No los veo... y no precisamente porque estén bajo una capa de invisibilidad, sino porque las herramientas que te dará el psicólogo te permitirán realizar la charla de manera efectiva. ¡¡Te sorprendería saber lo que la terapia psicológica de orientación cognitivo-conductual puede ser capaz de hacer si trabajas junto con tu psicólogo tu miedo a interactuar en público...!!

 

Please reload

Búsqueda por Tags