Servicio registrado en

LA TERAPIA

COGNITIVO- CONDUCTUAL como base sobre la que se cimenta la relación terapéutica

La Terapia Cognitivo-Conductual es uno de abordajes psicológicos más empleados en todo el mundo en los últimos 30 años. Su premisa básica es que a lo largo de la vida se adquieren estilos de conducta y esquemas de pensamiento que pueden ser más o menos convenientes. 

 

Y es que, aunque tenemos una fuerte predisposición genética, es mediante el aprendizaje como se va moldeando nuestra manera de ser. Por tanto, en todos los periodos de nuestra vida somos capaces de adquirir experiencias y aprendizajes que cristalizan en una u otra dirección nuestro 'yo'.

 

De acuerdo con este enfoque, las personas necesariamente tienen que desarrollar estrategias que no tenían para relacionarse con sus semejantes, reaccionar ante las pérdidas o enfrentarse a situaciones novedosas y, quizás, potencialmente dañinas o peligrosas para ellas. No obstante, no todos los hábitos que aprendemos son útiles. Otros resultan limitantes, emocionalmente dolorosos e interfieren seriamente con la vida de la persona.

 

Y ES AQUÍ donde nos encontramos la terapia, tú y yo como psicólogo...

La terapia consiste en enseñar y trabajar, junto con tu participación activa como persona más interesada, una serie de técnicas y estrategias psicológicas para que afrontes tu problema emocional y lo manejes hasta eliminarlo. Estas técnicas y estrategias psicológicas, diferentes según el trastorno que tengas y la capacidad de trabajo que podamos desarrollar, tienen todas una sólida base empírica y han sido científicamente validadas como efectivas. Así que, en lugar de suponer que funciona, constatamos y afirmamos que esta comprobado que funciona.

Por su parte, yo, en el rol de psicólogo con base Cognitivo-Conductual y formación adicional en otras orientaciones psicológicas tales como Mindfulness, EMDR o Terapia de Esquemas, ejerceré de algo similar a un entrenador personal en un gimnasio, ayudándote a aprender conductas sanas y desaprender conductas hasta ahora nocivas al ritmo que puedas y quieras.

Ir a terapia no es fácil pero será en este marco, desde la seguridad que el entorno terapéutico te ofrecerá,  donde conjuntamente trabajaremos y eliminaremos el resultado de las malas experiencias que hayas podido adquirir.

Finalmente, pero no por ello menos importante, para trabajar disponemos de
3 modalidades de trabajo independientes que se adaptan perfectamente a tus necesidades.

Please reload